Su empresa puede ser influencer mejorando la reputación corporativa

65% de gerentes, especializados en ventas y marketing, considera que este tipo de contenido cambió

-significativa y positivamente- su percepción en torno a una compañía. 

Por: Alejandro Guillén, editor regional para MileniumGroup

El concepto “liderazgo intelectual” es cada vez más común para las organizaciones y no es para menos. Este tiene que ver con aquél valor que alcanza una empresa, dentro de la opinión pública y los tomadores de decisiones, para ser tomada en cuenta como referencia de información o como generadora de soluciones dentro de una industria, actividad o tema específico. Hoy su importancia es tal que cada vez más compañías destinan parte de su presupuesto en alcanzar esta característica.

Sin embargo, muchas veces, las campañas o actividades que ejecutan estas compañías, en búsqueda de alcanzar este atributo, no siempre son suficientes o las más adecuadas.   

Así lo demuestra el estudio global B2B Thought Leadership Impact Study, elaborado por Linkedin y Edelman, en el que se entrevistó a 3,600 profesionales de nivel gerencial, especializados en ventas y marketing, para conocer su opinión y conocimiento acerca del liderazgo intelectual en las empresas para las cuales laboran. Por mucho, los resultados son interesantes y reveladores:   

  • Por ejemplo: 71% de los ejecutivos refirió que menos de la mitad del contenido de este tipo proporciona algún tipo de información valiosa.
  • Sin embargo, llevado a cabo de una forma adecuada, puede ser muy influyente. 65% de los entrevistados señaló que una pieza de liderazgo intelectual cambió -significativa y positivamente- su percepción en torno a una compañía. 
  • Además, 64% comentó que este tipo de contenido es la base “más confiable” para evaluar las capacidades y competencias de un proveedor, en lugar de otras tareas de marketing. 

¿Queda claro por qué es tan relevante? De hecho, según especialistas en marketing, el liderazgo intelectual puede alcanzar su máximo potencial si comprende, detalladamente, las preferencias de sus audiencias y desarrolla piezas de contenido que se alineen con esos intereses. 

Precisamente Linkedin refiere algunos puntos, dirigido a especialistas en marketing, que hacen que este tipo de contenido, dirigido a una influir a cierta audiencia, tenga una mayor probabilidad de éxito: 

  • Mantenerse informado es clave para saber cuáles son las tendencias que afectan a las industrias e interesan a los tomadores de decisiones. Al respecto, 62% de los encuestados refirió que busca un liderazgo intelectual que se centre en las inclinaciones del mercado. 
  • Los puntos ciegos en la información resultan útiles y atrayentes para los tomadores de decisión. Es decir, todo el contenido que aborde temáticas que no son propensas a coberturas mediáticas pueden ser de interés para el personal de ventas y marketing. 
  • Un tono más humano y menos formal es apreciado por los tomadores de decisión. 64% de los entrevistados dijo que prefiere contenido más personal; al mismo tiempo, 67% señaló que quiere contenido que presente el punto de vista de un autor claramente identificable, en lugar de contenido que solo se publica bajo el nombre de la marca.
  • Ser atrevido también se vale. 81% de los encuestados dijeron que prefieren contenido que ofrezca ideas nuevas y provocativas que desafíen, a su vez,  sus suposiciones con respecto a un tema. A su vez, 77% manifestó anhelar profundizar en temas especializados. 
  • Vender no tiene que ser el principal propósito. Al respecto, 46% de los tomadores de decisión señaló que centrarse demasiado en comercializar o describir productos y servicios, en lugar de transmitir información valiosa, es una clara deficiencia del liderazgo intelectual. 

Esta es -apenas- una muestra del enorme potencial que esta práctica está tomando en cada vez más organizaciones. Sin embargo, algo que no puede pasar por alto es el enorme potencial con el que cuentan los voceros corporativos como exponentes del liderazgo intelectual, siendo generadores de influencia y mensajes y que representan, a su vez, el rostro humano de las compañías. 

Justo estas figuras (que normalmente ocupan puestos clave en las empresas) y sus perfiles en redes sociales especializadas (como Linkedin) son activos ideales para encabezar y desarrollar un plan programado de este tipo de contenido que genere referencia e influencia a su favor en la opinión pública. Las características y beneficios de emplearlo serán el tema de la próxima entrega.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *