Los eventos virtuales no son una videoconferencia

El disruptivo 2020 dejó lecciones a todo nivel, en especial para quienes encuentran en los eventos una herramienta de interacción entre sus stakeholders y su marca. ¿Cuáles son los principales aprendizajes y dudas que aún persisten para trascender de una sencilla reunión por video y lograr un gran evento virtual? Aquí las respuestas.

Antes de que llegara la pandemia, un evento era una experiencia que se integraba con las dinámicas sociales. La interacción con las audiencias se daba en espacios físicos donde era posible romper con la rutina de las personas y hacer un gran performance que las conectara con esa historia que se quería contar.

Pero, de la noche a la mañana, la emergencia sanitaria cambió los planes del mundo en todos los ámbitos y a todo nivel:

Grandes encuentros deportivos fueron cancelados hasta nuevo aviso, incluso, aunque se han venido retomando, contar con un público presente no ha sido una opción. 

Las giras de conciertos quedaron en standby, retando a los músicos a reinventar la manera de conectarse con sus seguidores.

Top 15: las mejores herramientas para eventos virtuales con las que  sorprender a tu público - Marketing 4 Ecommerce - Tu revista de marketing  online para e-commerce

Y, por supuesto, las marcas, acostumbradas a organizar eventos únicos con los medios de comunicación y demás stakeholders, se vieron obligadas buscar en la tecnología su nueva plataforma de interacción. 

Pasar de los eventos presenciales a una pantalla como escenario ha sido una tarea desafiante que va más allá de una transmisión vía Facebook Live o de una sencilla videoconferencia. Los experimentos en este sentido en el último año han sido miles y las lecciones que han dejado son hoy las más valiosas y el punto de partida para lograr que cada evento virtual sea también una experiencia única.

¿Cuánto debe durar el evento virtual ideal? Gran pregunta con múltiples respuestas. No es un secreto que por medio de la pantalla es fácil perder la atención de la audiencia, pero la extensión no es un estándar. Aunque un estimado de 1 o 2 horas podría ser el tiempo ideal, la naturaleza de cada evento determina su duración.

¿La plataforma que elija garantiza el éxito del evento? Aunque esta es determinante para la calidad de la imagen y el sonido, la plataforma no lo es todo. Definir qué tipo de experiencia se quiere brindar a los stakeholders debe ser el punto de partida y la creatividad e innovación que se le imprima al evento, serán fundamentales en la clave del éxito.

De acuerdo con Nancy Sánchez, fundadora de MileniumGroup, agencia panregional de comunicaciones estratégicas para América Latina, “definitivamente, hay que ir más allá de las plataformas. No basta con una conexión a Zoom o a Meet, o planear webinars o eventos en las redes sociales para poder responder preguntas. El reto está en cautivar al público, en mantenerlo conectado para que viva esa verdadera experiencia porque hoy, desde lo digital, las personas consumen de manera distinta y hay que cautivarlas”. 

Partiendo de la pantalla como medio de contacto y con el reto de capturar la atención de las audiencias, MileniumGroup ofrece dentro de su portafolio Xpace, un laboratorio de experiencias y eventos virtuales con alcance a toda América Latina que, además de contar con una plataforma propia customizable a las necesidades de cada proyecto, integra otras herramientas tecnológicas para la gestión de eventos, y concibe la experiencia de principio a fin: desde la convocatoria hasta el data management, pasado por la creatividad, el diseño, la construcción de contenidos, la producción de video y la infraestructura tecnológica.

¡Una solución integral diseñada para lograr eventos únicos y exitosos!

Share